Domótica sencilla I – Iluminación I

Llevábamos un tiempo con esta sección pendiente y, como ahora con el calor no apetece hacer nada más y tengo el ventilador bien cerca del ordenador, pues ha llegado el momento de empezar.

En esta sección (de la que os aseguro habrá más artículos) os vamos a hablar de diferentes elementos para añadir a un hogar normal y convertirlo en un hogar inteligente. No vamos a hacer enormes virtuosismos técnicos, sino tratar de ofrecer soluciones al alcance de cualquiera para que podáis disfrutar de la comodidad que suponen estos elementos.

En este caso vamos a empezar a trabajar en la iluminación de casa con elementos inteligentes y tratar de ofreceros una perspectiva que os ayude a tomar decisiones para vuestro hogar.

¿Bombillas inteligentes o no?

En el mercado tenemos diferentes soluciones de bombillas inteligentes (una búsqueda rápida en AliExpress nos dejaría decenas de resultados diferentes para bombillas inteligentes: blancas o RGB, con o sin gateway, etc).

Aunque es la opción más intuitiva, porque al final si piensas en iluminación inteligente, quieres bombillas inteligentes, no es la opción que me gustaría recomendaros. Me gustaría ofreceros una opción alternativa que habría agradecido que alguien me comentara cuando empecé: interruptores inteligentes.

El problema con las bombillas inteligentes pero interruptores estándar es que, aunque funcionan razonablemente bien en lámparas de pie o luces ambientales, si las pones en una lámpara de techo, estás obligado a que tu interruptor esté permanentemente en su posición de encendido.

Sin embargo, cada vez que salgas o entres de la habitación, de forma intuitiva, tenderás a tocar el interruptor. Y lo mismo cada vez que nos visite alguien, pues, con toda su buena intención, lo hará y nos obligará a acercarnos de nuevo y volver a encenderlo. Yo he acabado bastante frustrado con ésto y tengo bombillas inteligentes puestas en una habitación donde solamente hay un interruptor a la entrada.

¿Qué ocurre con el interruptor inteligente? Que permite que apagues o enciendas usando el interruptor con total normalidad, pero también desde tu móvil, altavoz inteligente o el dispositivo que usemos para controlarlo.

Igual que con el caso de las bombillas, tenemos decenas de marcas, fabricantes y modelos. Así que…

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir un interruptor inteligente?

Factor de forma del interruptor

Aunque en Europa estamos acostumbrados a que los interruptores son cuadrados, sin más, en el continente americano se dan diferentes factores de forma (más alargados y verticales) además de éste. Es por esto que debemos elegir un interruptor que tenga el tamaño y forma adecuados del hueco que disponemos en nuestra pared. Si no fuera así o no fueramos a usarlo porque vamos a hacer un agujero nuevo, recordad que podéis cegar el interruptor poniendo un cobertor plástico sobre él y puenteando los cables de forma que esté permantentemente pasando la corriente.

Número de tomas

Aunque la mayoría de las habitaciones suelen tener un interruptor de una sola toma, se puede dar el caso de que tengamos, por ejemplo en el salón, varias lámparas y queramos que todas ellas estén reguladas por el interruptor inteligente. Existen soluciones con entre 1 y 4 puntos de contacto para manipular nuestras lámparas.

Interfaz del propio interruptor

Sé que puede parecer una tontería pero, si sois maniáticos como este que suscribe, el hecho de que el interruptor no tenga una posición fija de apagado o encendido, os puede acabar volviendo locos como me pasó a mí (soy una persona perfectamente normal, ¿vale?)

Para solucionar este problema que aqueja a la gente perfectamente normal, muchos fabricantes ofrecen este tipo de interruptores con una interfaz táctil, que podemos pulsar apoyando el dedo, sin más, para encender o apagar.

Integración con nuestro gestor de hogar inteligente

Quizá éste debería haber sido el primer punto a considerar pero, por supuesto, tenéis que tener en cuenta que el dispositivo que compréis sea compatible con vuestro gestor (Google Home, Amazon Alexa, Apple Homekit, Home Assistant).

No obstante, los dos primeros incluyen cientos (literal) de integraciones de cuentas para que puedas añadir dispositivos inteligentes de otros fabricantes. En el caso de Apple Homekit hay menos compatibilidad, pero también hay bastantes y en el caso de Home Assistant, además de las integraciones, podemos tener la opción de sustituir el firmware por uno diferente que es 100% compatible con la administración desde HASS.

Espero que os haya resultado útil. En breve os ofreceremos una pequeña guía sobre cómo instalar uno de estos interruptores para ayudaros con la experiencia. Podéis compartirnos vuestras ideas u opiniones en los comentarios, estaremos encantados de leeros.

¡Sé el primero en compartir este artículo!