Qué es Hassio. Breve introducción a Home Assistant

Empezamos esta sección (si no contamos el artículo de presentación) con una pequeña introducción a qué es Hassio, cómo funciona y cuáles son los beneficios de poner en marcha este servicio de Domótica.

Hassio, el “hermano” vitaminado de Home Assistant

Cuando hablamos de Hassio hablamos indirectamente de Home Assistant, ya que el primero es una “evolución”, por así decirlo, del segundo. Hassio tiene el core de Home Assistant, pero a su vez añade plug-ins que facilitan la tarea para ciertas acciones o configuraciones que de otra manera se tendrían que hacer completamente a mano. Además, corre generalmente sobre Docker, lo que aísla y unifica bastante las cosas.

Así que en este artículo nos referiremos siempre a Hassio, y en los siguientes tutoriales usaremos Hassio.

Para los que no sepáis qué es Docker, no os preocupéis, ya que no es necesario saberlo para nada. En algún momento puede que hagamos algún artículo sobre él.

Esto hay gente a la que le gusta (entre los que me incluyo) y otra que prefiere Home Assistant en su versión más pura y luego si quieren gestionar lo demás ya se pondrán a ello. En mi caso, aunque me guste trastear y haya probado Home Assistant a pelo, he de reconocer que Hassio está muy bien parido, y para un sistema de este tipo prefiero tenerlo todo lo más compacto y controlado posible, además que tiene un extra que vale mucho la pena: poder crear Snapshots, o copias de seguridad; en caso de problemas, bastará con volver a instalar Hassio, cargar esa Snapshot y todo estará en su sitio.

Por este motivo recomiendo a quien esté empezando y no pilote demasiado el tema de servidores, Linux y demás, que empiece con Hassio.

En qué consiste Hassio

Hassio no es más que un “Panel de control” donde controlamos (vaya) nuestros dispositivos de domótica como enchufes, cámaras, luces, persianas, sensores… Para que os hagáis una idea, os dejo algunas capturas de cómo lo tengo más o menos.

Como veis, podemos crear diferentes Dashboards para poder organizar mejor todo lo que tenemos, ya sea por estancias, tipos, grupos, etc. Además, dentro de cada uno podemos crear tantas tarjetas como queramos, añadiendo también lo que queramos a ellas. Por ejemplo, podemos tener una tarjeta con los todos sensores de temperatura y otra con todas las luces, o hacer una tarjeta por cada grupo de luces y de sensores. La personalización es casi infinita.

Luego, dependiendo de la entidad (dispositivo) que sea, podemos actuar con ella de diferentes formas. Por ejemplo, para sensores lo único que podemos hacer es consultar su estado ya que no tienen más función que la de enviar información. En cambio, para enchufes podemos activarlos o desactivarlos, para bombillas podemos modificar su color, intensidad o temperatura de color si éstas lo permiten, y para elementos multimedia podemos pausar o continuar una reproducción, pasar canciones, o enviar texto para reproducir.

A parte de esas acciones manuales podemos crear automatizaciones, que es donde se nos abre un mundo de posibilidades, ya que podemos actuar sobre esos dispositivos en función de otros dispositivos, o incluso en función del tiempo, temperatura de nuestra ubicación o si estamos o no en casa.

Por ejemplo, podemos hacer que si la temperatura de casa está por encima de 28ºC, se ponga en marcha el aire acondicionado o se bajen las ventanas, o dependiendo de la posición del sol se baje el toldo para que no nos entre tanta luz. Esto son dos ejemplos muy sencillos, pero la complejidad y casuística que podemos añadir es nuevamente casi infinita.

En las fotos de abajo tenéis una automatización para la lavadora, que lo único que hace es que cuando acaba (el enchufe donde está puesta recibe menos de 5W durante 2 minutos, lo cual indica que ya se ha parado), y siempre y cuando esté en casa y además el estado en el que está en ese momento la lavadora sea “Lavando”, el Google Home me dice que ya ha terminado. Además, este aviso es recurrente cada 15 minutos hasta que lo paro; de esta forma no se me olvida la lavadora, como tantas otras veces, toda la noche.

Registro de actividad e Histórico

Además de poder controlar nuestros dispositivos, tenemos otra opción muy interesante: un registro de actividades y un histórico de todos esos dispositivos.

Esto, aunque parezca poco útil, lo es más de lo que nos imaginamos ya que en ciertas ocasiones nos puedes interesar ver cuándo ha habido actividad, o si en algún momento algún dispositivo ha dejado de estar disponible, se ha activado por error o cualquier otra cosa.

Plug-ins y Snapshots, el valor añadido de Hassio

Como hemos comentado al principio, lo que diferencia principalmente a Hassio de Home Assistant son precisamente sus plug-ins y la posibilidad de crear Snapshots.

Los plug-ins no son más que una forma rápida y sencilla de integrar todas (o casi todas) las funcionalidades extra que la gente puede ir creando para Home Assistant sin necesidad de tener que configurar todo a mano, y por ende sin el consiguiente requisito de tener que controlar más ciertos temas. Simplemente seleccionamos el que queremos instalar y en unos pocos clicks lo tendremos funcionando.

En cuanto a las Snapshots, lo que tenemos es algo similar, ya que nos muestra un panel donde podemos crear una Snapshot dándole un nombre, seleccionando qué tipo queremos (completa o parcial) y añadiendo una contraseña si queremos.

Una vez creadas, si pulsamos sobre una de ellas la podemos cargar, pudiendo seleccionar los plug-ins que queremos añadir de esa Snapshot en caso que alguno no queramos volverlo a poner.

Ventajas de usar un sistema de domótica

En realidad, y según se mire, implementar un sistema de domótica puede no tener ninguna razón de ser para mucha gente, pero bien implementado nos puede aportar beneficios más que sustanciales en cuanto a comodidad, ahorro de energía y, por qué no, seguridad.

Existen enchufes que nos pueden monitorizar el consumo, lo que nos puede ayudar a saber si estamos usando demasiado un cierto dispositivo o si realmente consume lo que debería. Por otra parte, con las automatizaciones podemos desactivar determinados enchufes cuando no estemos en casa para ahorrar esos vatios residuales de todos esos dispositivos electrónicos que tenemos siempre enchufados.

Si tenemos persianas, podemos evitar que la casa se caliente más de la cuenta cerrándolas automáticamente cuando el sol esté frente a la ventana o cuando la temperatura de casa suba más de la cuenta. Esto puede repercutir en un menor uso del aire acondicionado.

Y, además, con las integraciones que podemos poner en cuanto a notificaciones, podemos saber qué está pasando en casa y, si disponemos de cámaras de vigilancia, integrarlas en Hassio para que nos mande fotos o vídeos en caso de actividad sospechosa.

Como veis, son muchas las ventajas que nos puede aportar un sistema de domótica como Hassio, y el coste de implementarlo es mucho menor a lo que mucha gente se piensa, tan sólo hay que invertir un poco de tiempo e ir añadiendo dispositivos y sensores según se pueda, lo que hace que esta inversión económica sea más progresiva.

Y este sería el mini resumen de qué es Hassio y para qué sirve (que no es todo, ni mucho menos), así que si estáis interesados en probarlo, en breve publicaremos un artículo de cómo instalarlo en nuestra Raspberry.

Bienvenidos al mundo de la domótica.

¡Sé el primero en compartir este artículo!