Hay un coche volando por el espacio (gracias al Falcon Heavy, el cohete más potente de la historia)

Pocos serán los que no hayan escuchado a estas alturas hablar de Elon Musk, pero es imposible dedicarle un solo artículo, resultando recomendable, e intentaré ir haciéndolo, centrarnos en cada uno de sus proyectos.

Pero ¿qué es lo que ha hecho para que haya pasado de ser una figura conocida sólo en el mundo “geek” a ocupar portadas en las noticias internacionales? Bruce Wayne dice que su superpoder es “ser millonario”, pero Elon Musk, a modo de resumen, y teniendo en cuenta que nació en 1971 y no ha cumplido aún 47 años, ha estado involucrado como fundador o confundador de:

  • PayPal:
    Uno de los sistemas más conocidos de los pagos por internet.
  • Tesla Motors:
    La compañía que ha dado uno de los mayores impulsos a los vehículos eléctricos.
  • Space X:
    Una de las compañías que está revolucionando el transporte aeroespacial y colonizar Marte en un plazo de tiempo que parece imposible… o quizás improbable.
  • Hyperloop:
    Compañía que quiere dejar obsoleto lo que hasta ahora es el transporte ferroviario.
  • Solar City:
    La compañía que quiere que todo el mundo pueda alimentar de energía su casa con paneles solares y almacenarla en baterías colgadas en la pared.
  • OpenAI:
    Compañía con la que vigilar el desarrollo responsable de la Inteligencia Artificial.
  • The Boring Company:
    Compañía que se le ocurrió en un momento de aburrimiento y hartazgo por los atascos y con la que tiene planeado construir túneles bajo ciudades como Los Ángeles para agilizarlo. También le vale para vender lanzallamas porque… ¿por qué no?

Después de esto podemos mirar nuestra fecha de nacimiento… y llorar. Pero también entender por qué para algunos se ha convertido en una especie de figura renacentista moderna (hay quien le llama el Tony Stark de la vida real, comparándolo con el genio multimillonario inventor de… vamos, con IronMan), mientras para otros su imagen se ha convertido en motivo de odio (quizás de envidia) y se le tiene por un “vendehumos” de categoría.

Por eso es imposible dedicar un sólo artículo para sus proyectos actuales y empezaremos con la imagen que ayer dio la vuelta al mundo, un coche deportivo descapotable rojo volando por el espacio.

Falcon Heavy, el cohete más potente lanzado por la humanidad

El Falcon Heavy despegando el 06 de Febrero de 2018

A pesar de que la imagen que se ha convertido casi en icónica es la de un coche rumbo a Marte mientras suena el “Life on Mars?” de David Bowie, el lanzamiento de ayer 6 de Febrero, tras múltiples retrasos, del Falcon Heavy es un gran paso para la historia de la exploración espacial ya que, por un lado se trata del cohete maś potente lanzado por el hombre al espacio (sólo el Saturn V lanzado por la NASA en 1973 llevó más carga al espacio), y por otro lado supone la confirmación definitiva de un nuevo tipo de transporte que es capaz de reutilizar los cohetes impulsores ya que, una vez desacoplados, no hay que ir a pescarlos al mar tras caer, sino que vuelven a aterrizar tranquilamente en sus bases.

No hay que obviar sin embargo la excelente capacidad publicitaria de Musk, que ha conseguido convertir casi cada lanzamiento de prueba en un acontecimiento que ha reavivado el interés por la carrera espacial hasta recordar la expectación con la que se seguían los lanzamientos de cada Apolo de la NASA, hasta el punto de que el lanzamiendo del Falcon Heavy se ha convertido en el segundo evento en directo más seguido por Youtube. Vídeo que podéis ver a continuación (comienza sobre el minuto 8:00, y la secuencia de lanzamiento sobre el 29:40), y que muestra desde el despegue hasta el aterrizaje con éxito de los cohetes impulsores (el núcleo central se estrelló al quedarse sin combustible y no poder aterrizar, y están intentando recuperar el vídeo). Una emisión con la que es difícil no emocionarse con los gritos de alegría cada vez que una fase tiene éxito.

Space X, la conquista privada del espacio

Hace décadas, la expectación por cada lanzamiento tenía mucho que ver con una “conquista del espacio” enmarcada en sus comienzos en la “Guerra Fría” entre EE.UU. y la URSS, donde ser el primero era casi una advertencia al “enemigo”. Esa fase continuó, a pesar de que la URSS se quedara irremediablemente atrás, hasta el desastre del Challenger en 1986, que conmocionó al mundo y supuso el peor golpe que ha recibido la NASA con la paralización de la mayoría de sus proyectos.

Hoy en día, frenada la financiación estatal, esa carrera espacial se ha vuelvo a relanzar, pero en manos privadas, siendo empresas como Space X y la Blue Origin fundada por Jezz Bezos (el fundador de Amazon) las que llevan la delantera, de ahí que el componente publicitario de cada lanzamiento sea imprescidible. Hasta el punto de que incluso los fallos, explosiones, etc se pueden convertir en un vídeo viral que siga promocionando tu marca; como ha pasado con los de Space X, recogidos por la propia empresa en un vídeo con comentarios bastante simpáticos.

Por eso la imagen de un coche Tesla Roadster volando hacia Marte (aunque a pesar del mensaje “Don’t Panic” del salpicadero le auguran una corta vida debido a la radiación) se convierte a la vez en uno de los mejores anuncios publicitarios no sólo para Space X sino evidentemente para Tesla Motors, culminando una carrera donde se ha convertido en noticia cada hito alcanzado:

El futuro de Space X tras el Falcon Heavy

Tras el lanzamiento del Falcon Heavy las ideas de Elon Musk para su empresa espacial no paran, y son conocidos los planes para colonizar Marte presentados en Junio de 2017. Cuyo recibimiento ha ido desde el máximo fervor hasta el extremo escepticismo, incluyendo críticas ante lo improbable de los plazos, que se haya pasado de puntillas sobre algunos problemas, no sólo técnicos, sino de salud como el riesgo de cáncer por radiación, y quienes llegan a asegurar que lo que se ha presentado es sólo una visión de futuro, y no por ello debe ser coherente.

BFR, la nave que sustituirá a los cohetes y cápsulas de Space X

Pocos meses después Musk replanteaba la forma de lograr el objetivo, anunciando que se suistuirá los cohetes Falcon y la cápsula Dragon por una nave única a la que se está llamando BFR (Big Fucking Rocket Big Falcon Rocket). E incluso en su cuenta de Instagram ya ha mostrado el aspecto de los trajes espaciales que vestirán los astronautas (el mismo que lleva el dummy que conduce el coche).

Por ahora, y mientras esperamos comprobar si se cumplen planes y plazos para que el hombre ponga el pie en Marte, podemos observar en riguroso directo (o si se interrumpe en este vídeo de más de 4 horas) como sigue de camino, aunque no aterrizará sino que seguirá vagando por el espacio, ese Starman con una mano en el volante y el otro brazo apoyado en la ventana de un flamante deportivo rojo, hasta que alguien se lo encuentre (y si ha sobrevivido) pueda leer el mensaje “Made on Earth by humans”

Printed on the circuit board of a car in deep space

Una publicación compartida de Elon Musk (@elonmusk) el

Seth

Seth

Gatoflauta protestón incorregible, friki en mi tiempo libre, friki en mi tiempo ocupado, y a una cámara pegado. Android, privacidad, obsesiones tecnológicas y políticas, y escritura por desahogo. "Normal" sólo a veces.
Seth

Seth

Gatoflauta protestón incorregible, friki en mi tiempo libre, friki en mi tiempo ocupado, y a una cámara pegado. Android, privacidad, obsesiones tecnológicas y políticas, y escritura por desahogo. "Normal" sólo a veces.