RealDroidES

Cómo asignar una IP estática a tu Raspberry Pi y preparar el acceso remoto

matrixEn un artículo anterior os enseñamos cómo instalar el SO en nuestra Raspi, y ahora llega el momento de hacer una configuración muy sencilla, pero extremadamente importante para sacarle el máximo provecho.

Como os dijimos en el post de presentación de la Raspberry Pi, os mostramos algunas de las posibilidades que ofrece, como Servidor Web, OwnCloud, MediaCenter, servidor de descarga… Que podamos aprovechar esas posibilidades al máximo requiere de 2 pasos imprescindibles: una IP estática y configurar el servicio no-ip, del que hablaremos en un próximo artículo. Ahora centrémonos en el primer punto.

Asignar una IP estática

Para asignar una IP estática a un dispositivo tenemos varias formas, pero os explicaremos la más sencilla para la Raspi, y este será el momento en el cual podremos deshacernos ya del teclado, ratón o pantalla, y trabajar con ella remotamente desde nuestro ordenador. Gracias a la conexión WiFi podremos tenerla donde queramos. En mi caso, la tengo escondida debajo de la mesita de noche.

raspiescondida

Lo primero que haremos es abrir una terminal (no os asustéis, no es tan complicado como parece si no has usado nunca una) bien desde el menú de aplicaciones, o con el atajo de teclado Ctrl + Alt + T.

Ahora tecleamos lo siguiente

sudo nano /etc/dhcpcd.conf

Esto nos abrirá el archivo dhcpcd.conf dentro de la propia terminal. Ahora nos desplazamos hasta el final usando las flechas, y añadimos las siguientes líneas:

interface wlan0

 

static ip_address=192.168.1.14/24

static routers=192.168.1.1

static domain_name_servers=192.168.1.1

*Nota: Tened en cuenta que la dirección IP que asignaremos a la Raspi es la que indica la linea de ip_address, 192.168.1.14, y podéis modificar el 14 por otro número que os guste más, siempre que sea mayor a 1 y menor a 33, por motivos de como funcionan los routers, y que no entraremos a detallar. Yo recomiendo usar números entre 10 y 30.

Os tiene que quedar algo así:

raspi_config5

Para guardar estos cambios realizamos los siguientes pasos:

Ctrl + x (Para salir)

y (Para confirmar los cambios)

Enter

Ahora solo nos queda reiniciar la Raspberry, bien desde el menú o tecleando

sudo reboot now

Una vez reiniciada, abrimos nuevamente una terminal y tecleamos

ifconfig

Esto nos mostrará la configuración de las diferentes interfaces, y podremos comprobar si realmente nos ha asignado la IP que le hemos indicado:

raspi_config7

Si todo a salido como esperamos, ya tenemos una dirección IP estática en nuestra Raspi, por lo que no tenemos que preocuparnos de si al desconectarla, si se va la corriente o se reinicia el router, se nos asigne una IP distinta.

Y para acabar, aprovechamos para hacer alguna pequeña configuración más y dejarla ya lista del todo para el acceso remoto. Como os he comentado, yo tengo mi Raspi debajo de la mesita de noche, y como os podéis imaginar, no la tengo conectada a ninguna pantalla, ni teclado ni nada, tan solo a la corriente. Entonces, ¿cómo puedo acceder a ella? Pues a través de SSH desde otro ordenador, y eso es lo que os vamos a explicar ahora.

Preparar el acceso remoto

Si somos usuarios de Linux o Mac, tenemos una terminal muy útil que nos sirve para acceder a la Raspi remotamente. Para los que usáis Windows, os tenéis que bajar la aplicación PuTTY. Empecemos por Linux/Mac.

Abrimos una terminal y tecleamos lo siguiente.

ssh pi@192.168.1.14

ssh es el comando que indica que vamos a realizar una conexión ssh (Secure SHell), pi es el nombre de usuario por defecto, y lo que viene detrás de la @ es la dirección IP que hemos asignado antes, y de ahí la importancia de que sea estática y no cambie nunca.

Cuando le demos a enter, veremos que nos pregunta un password, que por defecto es “raspberry“, sin las comillas. No os aparecerá nada mientras lo tecleáis, no os preocupéis, así que después de introducirlo pulsad enter.

Si no os habéis equivocado, felicidades, ya estáis conectados a vuestra Raspberry Pi remotamente. Lo podéis saber también porque en la terminal os aparece pi@raspberrypi: ~$.

Lo primero que haremos es entrar a la configuración tecleando:

sudo raspi-config

Y nos mostrará una pantalla como la siguiente:

raspi_config

De aquí nos importan 2 apartados: Change User Password y Boot Options. Nos desplazamos con las flechas hasta Change User Password y pulsamos enter. Nos muestra una pantalla que nos avisa de que a continuación nos pedirá que introduzcamos el nuevo password; pulsamos enter y veremos esto:

raspi_config3

Es el momento de introducir el nuevo password que queramos, y al igual que antes, no lo veremos mientras lo escribimos. Luego lo volvemos a introducir para confirmar que no nos hemos equivocado, y al pulsar enter nos llevará de nuevo a la pantalla inicial.

Ahora nos queda acceder a la otra sección, Boot Options. Aquí tenemos 4 opciones:

raspi_config4

Que os paso a detallar:

  • Console: Al arrancar la Raspi no carga el escritorio, sino que se queda en “terminal” para trabajar con comandos.
  • Console Autologin: Igual que antes, solo que ya accede directamente sin pedir password.
  • Desktop: Aquí arranca directamente en el escritorio.
  • Desktop Autologin: Como antes, pero sin pedir password.

La elección aquí ya depende de vosotros, aunque yo recomiendo dejarlo en una de las dos primeras, primero porque en general vamos a usar la Raspi remotamente, desde terminal, por lo que cargar un escritorio no es necesario, y segundo, porque de esta forma el arranque es mucho más rápido y la Raspi irá también más fluida.

Pero no os preocupéis, ya que si por lo que sea queréis volver a conectar la Raspi a una tele con pantalla y ratón, será suficiente con teclear “startx“, sin las comillas, y cargará nuevamente el escritorio.

Para ver que todo ha ido bien, tecleamos

sudo reboot now

Y tras unos 30 segundos aproximadamente, intentamos conectarnos de nuevo usando

ssh pi@192.168.1.14

Al pedirnos el password, tenemos que introducir el que hemos elegido antes. Listo, ya tenéis la configuración básica completada.

Usando PuTTY

Como hemos dicho, los usuarios de Windows necesitan una aplicación para poder conectarse por ssh de forma sencilla, llamada PuTTY. Una vez descargada e instalada, veremos la siguiente pantalla:

putty_settings

Donde pone Host Name introducimos

pi@192.168.1.14

Al darle a Open nos abrirá una pantalla donde nos pedirá el password y a todos los efectos será igual que tener una terminal con Linux o Mac. Ahora ya podemos realizar los mismos pasos que antes para configurar nuestra Raspi.

Y eso es todo en cuanto a la configuración del acceso remoto y asignación de IP estática. Poco a poco nuestra Raspi va tomando forma y en nada le añadiremos un extra realmente interesante, a la par que necesario: vamos a configurar no-ip.

  • Guadefocus magapó

    Del más completo, perfeccionado y con más rigor que he encontrado. Nada que ver con blogs experimentales con información confusa ni errónea. Además aprendí que para configurar las interfaces estáticas, ya no vale toquetear el interfaces.sh, que es el que se edita (o editaba) en ubuntu, sino el dhcpcd.conf y gracias a este artículo conseguí meter una ip estática y a la vez que se conecte a la red para actualizar y añadir complementos, pero que no me toque escanear toda la red desde el PC de escritorio ni enchufar la pantalla al raspberry cada vez que la IP varía. Guardo el artículo en favoritos porque creo que esta es la guía de post-instalación más acertada con diferencia, y la única con la que se deja la raspberry funcionando de verdad en un mismo tutorial.
    Felicidades.