RealDroidES

eSports, los “rechazados nuevos deportes”. Hablando de videojuegos

eSports_tournamentLa imagen que veis no es ningún concierto de Justin Bieber, ni tampoco de Los Gemeliers, corresponde a un torneo de eSports.

Para los que estamos acostumbrados a convivir con la tecnología, y más aún los aficionados a los videojuegos, estamos más al corriente de los cambios o evoluciones que se producen en estos temas, pero fuera de ellos sorprenden a muchos, y no siempre son bien vistos o “aceptados”, claro ejemplo el de estos últimos, los cuales siempre han tenido esa mala fama infundada.

El tema de los videojuegos en general es muy amplio y extenso, pero aquí nos centraremos un poco más en los eSports. Para aquellos que desconozcan este término, o a los que os suene pero solo de oídas, los eSports son, en pocas palabras, competiciones de videojuegos. Bien, si ahora que sabes la definición vas a seguir pensando en lo malos que son y en el daño que hacen a la sociedad, no hace falta que continúes leyendo. Para el resto, continuemos.

Los eSports hace algunos años que se han popularizado de una forma realmente sorprendente, en gran parte por “culpa” de Internet, pero ¿desde cuando existen los eSports?

eSports. ¿Nuevos?

Aunque muchos creen que son algo nuevo, no lo son tanto como parece. Como hemos comentado, desde que Internet empezó a mejorar su velocidad y ancho de banda, facilitando enormemente la comunicación y el intercambio de información (bits en este caso), los eSports se han popularizado mucho, pero la primera competición de videojuegos se remonta allá por el año 1972 (el 19 de Octubre para ser más precisos según Wikipedia). En esa ocasión, el videojuego elegido fue Spacewar. A continuación tenéis una imagen correspondiente a otro torneo, esta vez de Space Invaders, del año 1981.

Space_indavers_tournament

Como veis, de nuevo no tienen nada, el problema es el mismo que tienen tantos otros “productos” (por llamarlo de alguna manera) relacionados con la tecnología: su rápida y creciente popularización hacen que muchos los miren con desprecio o desconfianza. Ha pasado otras veces como por ejemplo Google Maps/Street View, por citar un caso que tuvo tantos problemas y tantos detractores en su momento, pero que a día de hoy es uno de los servicios de Google más utilizados. Por alguna extraña razón, y siempre lo he pensado, hay cambios tecnológicos que están más avanzados en el tiempo para lo que la mayoría es capaz de asimilar. Pero sigamos con los “deportes”.

Es una pérdida de tiempo y no aportan nada, más bien todo lo contrario

Ésta es una frase que he oído infinidad de veces para referirse a los videojuegos, y por extensión se usa y repite para hablar de los eSports, junto con otra también muy comentada: “¿Qué gracia tiene ver a alguien jugar a un videojuego? Si lo estuvieras jugando tu todavía, y aún así”. Premio.

Hagamos la misma pregunta a todas esas persona que miran el fútbol, el tenis, o cualquier otro deporte. Ah, espera, que en ese caso está justificado ver jugar a alguien. Entiendo.

No pretendo que los videojuegos o los eSports (y por qué no, los gameplays) gusten a todo el mundo, ni mucho menos, tan solo que poco a poco se empiecen a ver como otra forma de entretenimiento. Justificar que con ellos se está tirado en el sofá sin hacer nada o perdiendo el tiempo, es como decir que leer o ver una película es igual de malo. Lo siento, pero esa excusa no me vale.

Un videojuego no se limita a comerte la cabeza o a convertirte en un antosocial o un asesino en serie que te lleva a matar a gente con una katana (ya sabéis por donde voy, y si no, buscad un poco). Perdón, pero para esa gente que opina así, les recomiendo leer (sí, leer) e informarse un poco antes de hablar desde el pleno desconocimiento. Detrás de un videojuego, hay horas de trabajo invertidas, y hoy en día muchos de ellos son obras de arte mucho mejores que muchas películas; tienen su historia, sus personajes, su banda sonora, su todo. La diferencia con una película es que te dan la oportunidad de ser el protagonista (al igual que muchos libros). Por otro lado tenemos los videojuegos que “carecen” de historia, como los videjouegos de deportes, por poner un ejemplo. Éstos últimos también sirven para juntar a un grupo de amigos para pasarlo bien (socializar se le llama a veces), como dato informativo.

Los eSports no se centran en el primer tipo de juegos por razones obvias, pero sí lo hacen por ejemplo en los del segundo, entre otros que sí tienen una historia detrás pero están enfocados a multijugador. Es el caso de League of Legends (LOL por sus siglas), el juego de eSports casi por antonomasia. Difícil de explicar a alguien que no tiene ni idea -y a pesar de que voy a recibir muchas críticas por la definición que voy a dar- diremos que sería como el “atrapa la bandera” (cuidado al abrir el link, pueden aparecer imágenes inesperadas) que muchos habréis jugado en más de una ocasión de niños, pero con una ambientación fantástica. Una zona con 2 equipos, compitiendo por conseguir el máximo de puntos.

Ligas, campeonatos, premios, y mucha afición

©2014 Kevin Chang

©2014 Kevin Chang

Para que os hagáis una idea, en Mayo de 2015 se estimaba que los eSports tendrían alrededor de 134 millones de espectadores ese año, y hablando en cifras monetarias, que a veces son las que la gente “entiende”, la nada despreciable cifra de 612 millones de dólares ($612 M). Y si sois aficionados a los deportes, seguro que conocéis ESPN, la cual ya ha retransmitido más de un torneo de eSports, y que ahora ha decidido crear una sección específica para ellos, aunque como bien dicen, “los eSports no son un deporte como tal, son una competición“. Igual que el ajedrez.

Hay ligas nacionales y mundiales, e incluso muchas casas de apuestas los incluyen en sus listas, por lo que no debemos despreciar todos estos datos. Si mal no recuerdo, diría que Telecinco o Cuatro han retransmitido algún que otro torneo (en esas madrugadas que poca gente está delante de la televisión).

Sus jugadores dedican horas al día “entrenando” o jugando en las diferentes ligas que hay a lo largo del planeta, y los beneficios que obtienen no son precisamente calderilla. En España por ejemplo, Carlos “Ocelot” Rodríguez ya en 2013 ganaba más de 600.000 € anuales gracias a los eSports, como podemos leer en Gamespot,  y el año pasado se retiró como jugador profesional para centrarse en su propio club.

Como vemos, son datos que así de pronto pueden asustar, pero no es más que lo que encontramos si miramos un poco más allá de “lo de siempre”, y no podemos obviarlos.

Un nuevo formato de entretenimiento

Con todo esto quería dar mi opinión al respecto no solo de los eSports, sino del entretenimiento en general, el cual está cambiando. Antes había programas de televisión como Bricomania que nos enseñaban a ser unos manitas, otros de cocina, algunos de salud y bienestar… Ahora ese contenido se ha trasladado en su gran mayoría a Youtube, o Twitch para el caso específico de los videojuegos, y el tipo de contenido que se consume no se limita a los programas antes mencionados; muchos son los “Youtubers” que tienen su propio canal en el cual hacen Vlogs (Video blogs) y tienen miles (millones incluso) de usuarios, un claro indicio de este cambio.

El gran paso ya está dado, ahora solo falta que la gente lo adopte y lo vea como algo natural, como una opción igual de válida que cualquier otra.